Cómo dejar de procrastinar para empezar a ser más productivo

La productividad es una palabra que esta en boca de todos en el mundo empresarial . Cuando eres autónomo, de tu productividad dependen tus proyectos y tus encargos y en consecuencia tu sueldo.

Ahora que llegan el verano y las vacaciones cada vez se nos hace más difícil ser productivos y dejar de procrastinar. Si eres de los que tienen la cabeza ya en la playa y dejan las cosas para luego aquí te dejamos 5 consejos que facilitaran tu productividad.

  • Organízate: ponte objetivos asequibles con deadlines y oblígate a cumplirlos. Cuando se trabaja en equipo es más fácil que uno tire del otro, si este no es tu caso intenta tener a alguien a quien reportar tus avances.

 

  • Orden: Ten un espacio de trabajo ordenado y limpio. Esto te ayudará a llegar por la mañana y tener más ganas de empezar. Si tienes todas las tareas por cumplir desparramadas por la mesa incrementará tu nivel de estrés y en consecuencia disminuirá tu productividad.

 

  • Pon en duda las tecnologías: todos tenemos el móvil muy a mano, al igual que los softwares de nuestro portátil, sin embargo cuando hay que pensar de manera productiva es mucho más eficaz coger un lápiz y un papel antes que crear un documento que después habrá que mandar a imprimir.

 

  • Focalízate en una sola tarea: hacer varias cosas a la vez NO te va a volver más productivo, hará que realices todas las tareas en mucho más tiempo y cometas errores de falta de concentración. Ordénate las tareas y concéntrate solo en una. Lo mismo aplícalo cuando descanses, en el momento del café deja de pensar en lo que necesitas hacer luego y deja que tu cerebro descanse.

 

  • Descansa y muévete: entre tareas es importante darle al coco un poco de tregua. Levantarse de la silla revitaliza el cuerpo y activa los músculos. Evita malas posturas levantándote de vez en cuando a dar una vuelta por la oficina, ir al baño, beber un poco de agua. Descansar no es perder el tiempo, es invertir en intensidad laboral y reponer fuerzas. Siempre y cuando no abuses, ¡la línea entre descansar y procrastinar es muy fina!

No olvides que eres humano y las emociones también influyen. Habrá días que puedas ser más productivo y días que lamentarás haberte levantado de la cama. No seas duro contigo mismo, ser productivos al 100% cada día es muy difícil, sin embargo como más bueno hábitos de trabajo cojas, más fácil te será en un futuro.

Publica tu comentario

Related Posts
Personal Branding: cómo crear tu marca personal

Personal Branding: cómo crear tu marca personal

En un mercado cada vez más feroz y agresivo que evoluciona día a día la…

Nuestra lista de libros para Sant Jordi

Nuestra lista de libros para Sant Jordi

Las calles de Barcelona se preparan para recibir la festividad de Sant Jordi e impregnarse…

El emprendedor ¿nace o se hace?

El emprendedor ¿nace o se hace?

En los tiempos de crisis que corren y ante la dificultad de encontrar un empleo,…

Tancar

¿Te gustaría conocernos?

Ven a visitar tu nuevo espacio de Coworking. Por favor, rellena el formulario y te responderemos lo antes posible.